Cassie De Pecol, triatleta incansable, ferviente creyente en la igualdad de género

by Chelsea White on 21 Mar, 2019 02:08 • English
Age-Group triathlete Cassie De Pecol's fight for change through travel and triathlon

En nuestro mundo actual, el movimiento de empoderamiento femenino se siente más que nunca. Cada día, mujeres y hombres de todo el mundo abrazan la causa y alzan su voz a favor de la igualdad de género. Sin embargo, a pesar de los grandes avances y logros al respecto, aún debemos recorrer un largo camino hasta que nuestro mundo sea 50/50. Pero gracias al valor y los esfuerzos de muchas organizaciones e individuos, tenemos la esperanza de llegar a esa igualdad antes de lo pensado.

Una de las mujeres que trabajan en pos de tan preciada meta, es la estadounidense Cassie De Pecol. Famosa por ser la mujer detrás de la Expedición 196, Cassie es la primera de la que hay registro, en haber viajado y permanecido un tiempo en cada nación soberana, y en el menor tiempo registrado sea por un hombre o una mujer. En 2017, a la joven edad de 27 años, completó el Récord Mundial Guinness en 18 meses y 26 días, superando el anterior récord por casi un año. Más impresionante es el hecho de que comenzó el camino y alcanzó su meta viajando sola.

Cassie transformó su pasión por viajar para establecer su marca y alzar su voz en pos de la paz y el cambio en este mundo. La joven aún trabaja por la mujer, y es fundadora de Her International, establecida como ‘organización dirigida por mujeres y especialmente dirigida a niñas y mujeres del mundo que abracen metas o las hayan alcanzado siguiendo una pasión que se transformó en proyecto.’

Una iniciativa y pasión notable es la necesidad de aumentar las oportunidades para la mujer en el ámbito deportivo. Cassei es una apasionada de los viajes, pero también una triatleta activa que cree que el deporte puede ser la llave para que las mujeres se sientan mejor y lleven vidas más saludables y exitosas. El triatlón es sin dudas ideal para alcanzar todos estos objetivos.

“Un verano cuando tenía unos 16 años, decidí participar en un triatlón sprint local,” dijo sobre sus comienzos en nuestro deporte. “Disfruté mucho de la carrera a pesar de que fue difícil. Entonces decidí seguir practicando este deporte y con el tiempo pasé del sprint a la distancia olímpica, al 70.3 u finalmente hice mi primer Ironman este último noviembre. Honestamente, no sé por qué me gusta tanto, es una de mis pasiones, pero no lo puedo explicar. Solo sé que me hace sentir bien, saludable y completa.”

Su amor por el triatlón le sienta a la perfección, ya que es un deporte que lucha incansablemente por la igualdad de género. La Unión Internacional de Triatlón continúa impulsando avances para lograr la igualdad de oportunidades. Bajo el liderazgo de Marisol Casado, única Presidente mujer de una Federación Internacional, la ITU ha ofrecido un premio en dinero igual para hombres y mujeres, así como carreras con distancias y circuitos iguales, desde su creación. Los eventos combinan carreras femeninas y masculinas y dan un espacio igual en la cobertura en los medios. También hay planes para incrementar la representación de la mujer en otras facetas del deporte, como en el programa de Oficiales Técnicos. En el Plan Estratégico se ha establecido que se seleccionarán más OTs femeninas para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020, en comparación con Río 2016.

Un deporte que exige entrenar con disciplina, trabajar arduamente y demostrar dedicación para poder nadar, pedalear y correr hasta la meta en un evento de triatlón, implica tener la misma dedicación y disciplina para promover el cambio en el mundo. Por este motivo, mujeres como Cassie De Pecol son las candidatas ideales que pueden usar su pasión para inspirar y bregar por el deporte y la paz y equidad. Son ellas las que pueden actuar como modelos para que el mundo sea un lugar mejor para todos sus habitantes.

Actualmente, Cassie está entrenando para correr en 26 competencias de Ironman 70.3, al menos 16 de las cuales se desarrollarán en distintos países. Por eso, la demanda del entrenamiento es de alrededor de 7-10 horas por semana, las que utiliza para mejorar su técnica en la bicicleta y a pie, dado que el agua es su especialidad por venir de deportes acuáticos. Como si fuera poco, también ha incorporado el entrenamiento en fuerza, y con la ayuda de su entrenadora Kim, trabaja en VO2 Max, F45 y la plataforma Training Peaks para alcanzar sus metas. Se destaca en el agua y es la disciplina que más disfruta.

“Es un lugar excelente para entrenar la mente porque no hay nadie con quien hablar alrededor, no tienes música para escuchar, no hay señales de tránsito, todo es paz. Eres tú y el agua, te concentras en el ritmo y la precisión.  Además, y toco madera, nunca me lesioné haciendo natación, es difícil que el cuerpo sufra en el agua,” Cassie explicó.

Las carreras de larga distancia no son las únicas que Cassie planificó para este año, ya que también competirá en el circuito de distancia olímpica, por ejemplo en la carrera del Triatlón Mundial MS Amlin 2019 en Bermuda, categoría por edades.

“Me encanta poder desafiar mi velocidad y poder en distancias menores. El Ironman tiene más que ver con mantener, tener un ritmo, y a veces se hace aburrido. No hay nada como un buen sprint para presionar tus límites y probar tu entrenamiento, pero la distancia olímpica es mi favorita. La distancia sprint es divertida, la entera es ardua, los medios están buenos, pero las olímpicas son increíbles,” dijo.

Las mujeres competidoras son minoría. Si bien hay un deseo por llegar a la igualdad, la realidad, es que aún hay predominio masculino en el deporte. El triatlón intenta combatir estos prejuicios y por eso crea un entorno que promueve la inclusión.

“Siempre me sentí bien recibida y empoderada como triatleta. Sé que el físico no es el mismo, pero yo siempre me sentí bien,” dijo Cassei.

Sin embargo, como pasa en la sociedad actual, en el triatlón y en el deporte en general aún hay lugar para mejoras.

“En términos generales, con respecto a la cultura deportiva hombres versus mujeres y basándome en mi experiencia en todo el mundo, el tiempo promedio que la mujer pasa trabajando, criando sus hijos, haciendo las tareas del hogar, no le deja tiempo para entrenar y participar en el triatlón,” dijo Cassei. “Dicho esto, hay un empuje en todo el mundo para que las mujeres sean activas y lleven una vida saludable, y honestamente, nunca te sientes mejor que luego de una buena sesión de ejercicio.”

La verdad es que debido a responsabilidades culturales y sociales, la lucha por lograr que las mujeres tengan más oportunidades para entrenar y competir, es más complicada. Pero esta lucha tiene como resultado, un sinfín de posibilidades para derribar barreras, estereotipos y obstáculos, que permiten a las mujeres encontrar una actividad por la puedan sentir pasión.  Cassei viajó mucho sola, y siempre debió luchar contra un concepto erróneo: el mundo es peligroso para una mujer que viaja sola. En la mayoría de los lugares a los que fue, Cassei se sintió segura y bienvenida, como por ejemplo cuando una mujer cubana le dio su propia cama para que durmiera ya que se había olvidado retirar dinero para pagar el hotel.

Esta bondad es la solución exacta para el crecimiento de la mujer en el deporte. Las mujeres deportistas pueden promover un cambio global porque participar en un evento deportivo da poder, fuerza y capacidad; no se compite solo por el desafío físico, también se gana confianza y esa confianza se puede transferir a distintos órdenes de la vida, especialmente en esas partes del mundo en las que se pretende que la mujer esté confinada a su hogar.

“He hablado con miles de mujeres en todo el mundo, por eso sé que están ansiosas por demostrar que pueden hacer mucho más que las tareas del hogar,” nos dijo. “Encuentra tu propósito; sea motivar a tus hijos para que sean saludables y activos, correr por una causa que te inspire, o simplemente ver todo lo que puedes lograr. El triatlón es un deporte nuevo en muchos países en desarrollo, y todo lo que gira alrededor de las carreras- cómo se benefician las economías locales y las mujeres en general- es único y necesario.”

Además de los beneficios que el deporte da al cuerpo, también hay infinitas ventajas para la mente, algo que Casei sabe de sobra porque usa el triatlón y los viajes para combatir la depresión.

“Si hay algo que puedo controlar es mi cuerpo, lograr que alcance su máximo potencial, que se fortalezca física y mentalmente para brindarme confort, claridad y felicidad,” dijo.

El triatlón no es simplemente nadar, pedalear y correr; cualquiera que haya participado en una carrera alguna vez sabe que hay mucho más que eso. Es una cultura que alienta a que la gente alcance sus metas y busque superarlas siempre. Y es lo mismo con respecto a la meta de llegar a la equidad de género y a dar mayores oportunidades a las mujeres; no solo hay que llegar…  Gente como Cassei De Pecol y otros triatletas y viajeros de todo el mundo promueve que más mujeres tengan la chance de achicar brechas entre límites y realización. Porque al final del día, la igualdad existe dentro de uno mismo, y creer que podemos cumplir nuestras metas, abrazar nuestras causas y fortalecernos, hace el cambio.

Cassei es alentadora, “No te preocupes tanto por inspirar a los demás, si no a ti misma. Bucea en tu interior, edúcate, practica, rodéate con gente que te haga bien y deshazte de los que no quieren que crezcas, no dejes de perseverar, desafía tus límites y no esperes que nadie haga por ti. Y finalmente… siente orgullo por tus logros o por los obstáculos que vences. No dejes que nadie te impida creer y crecer. Naturalmente, tus sueños se cumplirán, y podrás seguir avanzando, siempre avanzando.”

Tracker Pixel for Entry
Latest News
more news →